Psicología de las víctimas: Centro para la Reparación de las Víctimas en Colombia

Por: Juan Sebastián Pérez
js.perez10@uniandes.edu.co

Luego de más de cinco décadas de conflicto armado interno y de varios intentos de reconciliación, desde 1982, bajo el mandato del expresidente Belisario Betancur con la oposición armada autodenomida FARC, el gobierno se ha encaminado una vez más a negociar la paz. En la actualidad se da (por una parte) un gran optimismo, presionado por un pesimismo acosador, que busca el fin de la guerra tan devastadora que ha azotado al país.

Pero poner el optimismo en una mesa,  aunque se han encontrado voceros y representantes de todos los involucrados en la guerra, esto no es suficiente para   finalizar el conflicto que vive nuestro país. Se necesita de un arduo proceso precedido por la población, que involucre a todos colombianos de todas las esferas del territorio nacional.

El profesor de la facultad de economía de la Universidad de los Andes, Andrés Moya, ha desarrollado distintas investigaciones acerca de este tema y ha discutido un problema que se le ha puesto poca atención, las consecuencias que tiene la violencia sobre las personas, a diferencia de lo que siempre se ha discutido como el cese al fuego, desmovilización, reinserción y devolución de tierras.

La violencia aumenta la vulnerabilidad de la población que se encuentra en la pobreza, ya que el desplazamiento genera pérdida de la tierra, por lo que las personas se ven obligadas a vivir en condiciones bajo las cuales no pueden cubrir muchas de sus necesidades básicas, cayendo el consumo del hogar y sufriendo problemas como la desnutrición.

Adicional a lo anterior, se manifiestan efectos sicológicos en las victimas quienes presentan trastornos emocionales, como el Trastorno de Estrés Post Traumático, desesperanza, depresiones fuertes, entre otros (Pérez-Olmos et al., 2005; Sinisterra et al., 2010; Médicos Sin Fronteras, 2006 y 2010). Estos trastornos producen efectos en el comportamiento económico de la población, como mayores niveles de aversión al riesgo, desesperanza y expectativas pesimistas.

Estos trastornos crean decisiones de inversión que involucran un menor riesgo, lo que lleva a que el individuo valore más el consumo presente inmediato, que es más seguro y deja a un lado el consumo futuro. Esto hace que se vea afectada negativamente la inversión en capital, necesaria para mejorar los ingresos en el largo plazo. Por esto, en presencia de círculos de pobreza, los individuos desplazados se mantendrán indefinidamente perpetuándose en un estado de pobreza.

En la actualidad así se define la reparación de víctimas por desplazamiento forzado ley 1448 de 2011:

Recuperado de: Informe nacional de desplazamiento forzado en Colombia 1985-2012.

Recuperado de: Informe nacional de desplazamiento forzado en Colombia 1985-2012.

Pero realmente la ayuda que presta en la actualidad el Estado se direcciona a cubrir las necesidades básicas que se le es imposible cubrir, como salud, vivienda, alimentación, restitución, reubicación, entre otros. A pesar de la buena definición que ha dado la corte para la reparación de las víctimas, como sucede en muchos otros casos en Colombia, el Estado no ha implementado bien lo definido anteriormente. por tanto, no se ve un gran énfasis a la situación sicológica del individuo, que a pesar de que se le presten las ayudas para poder sobrellevar su situación y salir de la pobreza, le será difícil, ya que sus decisiones están alteradas al ser muy averso al riesgo y no serán las mejores para poder superar el estado en el que se encuentra.Recuperado de: Informe nacional de desplazamiento forzado en Colombia 1985-2012.

victima 2.jpg

La gráfica anterior nos muestra uno de los grandes retos en la reparación de las víctimas en Colombia, evidenciado por una gran influencia en la población más vulnerable como son los niños, que han sido la mayor parte de los afectados de la violencia. Esto tiene un gran efecto porque son individuos más susceptibles a traumas psicológicos , que pueden agravar sus efectos en el momento de ingresar a la fuerza laboral, debido a la baja escolaridad que se genera al tener que trabajar para poder subsistir, además de los problemas de salud que puedensufrir y la mala alimentación. En conjunto se genera una baja productividad y un desarrollo menor a nivel cognitivo.

En resumen, estas jóvenes víctimas cuando se encuentren al límite de entrar y ser parte de la fuerza laboral del país, si es que aún no hacen parte de esta, sufrirán marginalidad, menores ingresos, menor posibilidad de encontrar trabajo y aumentará la presión a mantenerse en ese círculo de pobreza al sumarle los efectos psicológicos discutidos anteriormente.

Los desplazados y afectados por la violencia en Colombia, pertenecen a un grupo vulnerable que necesita de una gran intervención para poder reparar y reconstruir sus vidas, quemejore su calidad de vida y expectativas a futuro. Si se analiza desde un principio, se encuentran en una condición desfavorable que va aumentando su vulnerabilidad, y por tanto perpetuándose en un círculo de pobreza de donde es muy difícil salir.

Analizando detenidamente la situación que tiene que vivir un individuo que es desplazado de su tierra como consecuencia del conflicto se puede encontrar: primero un efecto negativo porque no tiene vivienda, no tiene manera de subsistir y se ve obligado a desplazarse a otro lugar en busca de ayuda que no es prestada de inmediato, por lo que el desplazado tiene que mirar la forma de subsistir, pero, por su condición sólo puede acceder al mercado laboral a través de la informalidad o mendicidad., además la criminalidad, aumenta el choque sicológico que le es generado por el proceso sufrido. Se convierte en un individuo que busca consumir lo máximo que puede en el presente, ya que el futuro es muy incierto para él, además que al encontrarse en ese estado de subsistencia no tendrá excedentes económicos para ahorrar. De esta manera, cuando recibe la ayuda prestada por el Estado,   busca mejorar su consumo presente dado que solo concibe que el presente es algo seguro y no sabe qué puede pasar mañana,  sus hijos se verán expuestos a un desarrollo no adecuado, con baja asistencia escolar, mala alimentación y escaso atención médica, esto se repetirá y mantendrá a los individuos en este estado.

Círculo del desplazamiento.

Círculo del desplazamiento.

Se necesita una fuerte intervención en la población desplazada para poder evitar que caigan en el círculo de pobreza que los perpetuará en este estado, se debe intervenir con redes de promoción y no asistencialistas como se ha hecho hasta ahora, ya que lleva a cargas fiscales muy altas en el largo plazo y no permite la superación de las víctimas; por otro lado el afectado se mantendrá en ese estado sin poder superar su condición. Un segundo punto, son los datos que deben tenerse, acompañados de estudios que permitan tener una visión completa de la situación en la que se encuentran, además de tomar mejores decisiones y poder monitorear los efectos que alcancen a tener las políticas que se tomen.

En resumen, se requiere una mayor atención hacia la población infantil y adolescente, que suman alrededor del 50% de los afectados por la violencia en Colombia. Esto indica un aumento en los efectos señalados anteriormente y, al ser la siguiente generación de la cual dependerá nuestro país, deben buscarse cuidados especiales para solucionar este problema que afecta la comunidad. Si no se resuelve con prontitud puede contener efectos negativos a largo plazo al convertirse en un inconveniente más grande que el actual, y con mayores dificultades a la hora de corregirlo. Por otra parte, se debe atender a toda la población desplazada, desarrollando un programa que incentive a los individuos a salir de ese estado y mejore su situación, donde la parte sicológica juega un papel importante. De no ser así se estará invirtiendo en políticas de corto plazo que llevará a mantener a los desplazados en el estado de vulnerabilidad que se encuentran, sin llegar a una superación y reparación verdadera.

Bibliografía

Unidad para la atención y reparación de las víctimas (2013). Informe nacional de desplazamiento forzado en Colombia 1985-2012. Recuperado de: http://www.cjyiracastro.org.co/attachments/article/500/Informe%20de%20Desplazamiento%201985-2012%20092013.pdf

Ibañez, A. & Moya A. (2006). ¿Cómo el desplazamiento forzado deteriora el bienestar de los hogares desplazados?: análisis y determinantes del bienestar en los municipios de recepción. Documento CEDE.

Moya, A. (2014). ¿Pueden la violencia y los trastornos mentales condenar a la población desplazada a una situación de pobreza crónica?. Documento CEDE.

Imagen recuperada de: http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/170412-colombia-recuerda-a-las-victimas-del-terrorismo