QUE NO SE TOQUE LA REGLA FISCAL

Que no se toque la Regla Fiscal

Nicolás Urdaneta

Estudiante de Economía

Director Editorial

n.urdaneta@uniandes.edu.co

Twitter: @n_urdan13

 

El viernes pasado (29 de marzo) el Comité Consultivo de la Regla Fiscal (CCRF) le dio una recomendación al Gobierno de aumentar el déficit fiscal permitido durante los próximos 5 años, alegando que la situación con la migración venezolana requería de mayor gasto público y que, por lo tanto, es válido tener un “colchón” fiscal de mayor cuantía. El Gobierno le pidió al Comité que estudiara el caso de la migración venezolana y este, después de calcular los costos estimados de la migración, recomendó que se podía aumentar el déficit permitido en una cantidad no mayor a 0,5% del PIB en cada año (CCRF, 2019). Para garantizar la sostenibilidad de la deuda como porcentaje del producto, se definió que el déficit permitido durante los próximos años iría disminuyendo en 0,1% cada año (comienza en 0,5% en el 2019). Estos cambios en la senda de los déficits permitidos, junto con el balance estructural, se ven en la Gráfica 1. Antes de la modificación, el balance total debía igualarse al estructural en el año 2022 de no haber ciclos económicos ni energéticos, ahora se debe llegar a este nivel de -1.0% dos años más tarde. Aquí voy a presentar cuatro argumentos por los que creo que es inconveniente haber tomado esta medida.

Balance total permitido y estructural (%PIB)    Fuente: Comité Consultivo para la Regla Fiscal, 2019. Elaboración propia

Balance total permitido y estructural (%PIB)

Fuente: Comité Consultivo para la Regla Fiscal, 2019. Elaboración propia



El primer punto por el cual considero que no tiene sentido cambiar la Regla Fiscal, motivado por un choque inesperado de la migración venezolana, es porque esta no fue inesperada. Desde antes de que empezara, el Gobierno actual tenía claro que la migración por parte del vecino país estaba en ascenso. Es muy notorio que la cantidad de migrantes recibidos ha aumentado considerablemente, pero esto no es una sorpresa. En parte, el mismo Gobierno pasó una reforma tributaria al final del año pasado teniendo en mente que debía aumentar el gasto por cuenta de la migración. El hecho que no lograran aprobar una reforma que aumentara el recaudo en la cuantía propuesta inicialmente es responsabilidad del Gobierno por no realizar los ajustes necesarios (y no es culpa del Congreso por no haberla aprobado en su totalidad).

En segundo lugar, esta reforma tenía una cantidad de exenciones tributarias exagerada. Si hay tanta necesidad de aumentar los ingresos para compensar el gasto por la crisis migratoria, entonces no se debieron aprobar estas exenciones. Entre estas se encuentran los beneficios al sector hotelero, a la economía naranja, a las mega inversiones, entre otros (todos muy bien documentados por Leopoldo Fergusson aquí:

En los meses finales del año pasado, la crisis migratoria y el consecuente gasto adicional necesario eran bien conocidos, pero el Gobierno prefirió no hacerle frente a través de aumentos en el recaudo tributario. Una solución hubiera sido proponer algunos gravámenes temporales por concepto de la migración (y sí, soy consciente de los problemas de inconsistencia dinámica que tiene un Gobierno cuando promete un impuesto temporal – como el 2 por 1000).

Por otro lado, el tercer punto que planteo es que esta decisión de aumentar el déficit durante los próximos años hace más vulnerables las finanzas públicas en el mediano plazo. Con una economía que se está acercando a su crecimiento potencial (se espera un crecimiento superior al 3% este año) y con los precios del petróleo que se están estabilizando alrededor de 60-70 dólares, entonces este no es, en principio, el momento para aumentar el déficit. Un choque adverso en los próximos años, como una desaceleración en la economía mundial, podría perjudicar el déficit fiscal y poner mayor presión sobre las finanzas públicas.

Finalmente, considero las implicaciones de conveniencia y credibilidad que afronta el Gobierno por haber hecho este cambio. En particular, me parece que reduce la credibilidad de la independencia del Comité de la Regla si el gobierno pide que se revise algo y el Comité luego le da la razón y le permite aumentar el déficit. Afortunadamente, las calificadoras de riesgo no vieron con malos ojos permitir un mayor déficit temporal. Pero me pregunto, si se da un aumento en el déficit más allá de lo permitido inicialmente, cuando el choque en realidad no era imprevisible, ¿qué evita que el Gobierno recurra a pedir más espacio fiscal en el futuro? En este caso, se ha instaurado un precedente peligroso para futuros gobiernos que no tengan un compromiso fiscal serio.

 

A manera de conclusión me permito afirmar que la situación no necesariamente es de mayor preocupación en términos económicos. Los niveles de deuda van a retornar al nivel de largo plazo que estipuló la Regla en un comienzo y el déficit no aumentó en cuantías preocupantes. Fuera de otra forma y los mercados internacionales hubieran reaccionado de manera adversa a esta noticia. Las preocupaciones expuestas aquí reflejan otra historia: una en la que la credibilidad puede estar en juego, en la que el Gobierno mostró que no fue capaz de hacer el ajuste que debía haber hecho y habrá que esperar que no se repitan este tipo de cambios a la Regla porque comprometen su independencia y credibilidad. En palabras de Marc Hofstetter (La Silla Vacía, 2019): “Carrasquilla tiene que mostrarnos que sigue siendo Carrasquilla”, porque pedir este alivio fiscal se puede hacer una vez, pero volver a pedir un cambio es irresponsable y, en esa ocasión, los costos macroeconómicos junto a los inversionistas extranjeros estarán al acecho.   

 

Referencias

Comité Consultivo para la Regla Fiscal (CCRF). (2019). Acta No 11. Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Bogotá. Obtenido de http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/ShowProperty?nodeId=%2FOCS%2FP_MHCP_WCC-143771%2F%2FidcPrimaryFile&revision=latestreleased

Fergusson, L. (2018, Noviembre 30). La ley de financiamiento: ¿“cómo voy yo” o “todos ponen”? El

Espectador. Obtenido de: https://www.elespectador.com/economia/la-ley-de-financiamiento-como-voy-yo-o-todos-ponen-articulo-822300

Hofstetter, M. (2019, 5 de Abril). ¿Cómo va la economía con Duque? Entrevista en La Silla Vacía.

Disponible en: https://lasillavacia.com/silla-llena/blogoeconomia/como-va-la-economia-

duque-70721