CONSIDERACIONES DEL PROCESO MIGRATORIO DE LA CONQUISTA ESPAÑOLA

Cambios demográficos y consecuencias socioeconómicas como resultado del proceso migratorio de la conquista española

 

María Fernanda Rodríguez 

Subdirectora de Entrevistas y Reportajes 

Estudiante de Economía y Gobierno 

mf.rodriguez14@uniandes.edu.co 

Universidad de los Andes 

 

Federico Salazar 

Miembro de la subdirección de edición y revisión 

Estudiante de Economía y Gobierno 

f.salazar@uniandes.edu.co 

Universidad de los Andes 

 

Todas estas universas e infinitas gentes a todo género crió Dios los más simples, sin maldades ni dobleces, obedientísimas y fidelísimas a sus señores naturales e a los cristianos a quien sirven; más humildes, más pacientes, más pacíficas e quietas, sin rencillas ni bullicios, no rijosos, no querulosos, sin rencores, sin odios, sin desear venganzas, que hay en el mundo. Son asimismo las gentes más delicadas, flacas y tiernas en complisión e que menos pueden sufrir trabajos y que más fácilmente mueren de cualquiera enfermedad, que ni hijos de príncipes e señores entre nosotros, criados en regalos e delicada vida, no son más delicados que ellos, aunque sean de los que entre ellos son de linaje de labradores.

Fray Bartolomé de las Casas, 1552

El anterior fragmento describe la percepción sobre los indígenas en 1552, específicamente se retrata su fragilidad ante las enfermedades que traían los conquistadores españoles. Ahora, este artículo tiene como propósito mostrar las consecuencias de las enfermedades traídas a la Nueva Granda por parte de los conquistadores españoles además de evidenciar los cambios demográficos que afectaron la dimensión social y económica del momento, para finalmente observar cómo ese cambio tuvo implicaciones en las desigualdades regionales de hoy en día. 

En este orden de ideas, se iniciará explicando los efectos demográficos del proceso migratorio, y posteriormente se analizarán estos efectos en las dinámicas socioeconómicas de lo que fue el territorio neogranadino. Además, se espera llegar a una recomendación válida para futuros procesos migratorios.

 Cambios demográficos y efectos

Alrededor del año 1500, cuando llegaron conquistadores españoles al territorio, la población era de seis millones aproximadamente (Melo, 1992). Además, como señala Kalmanovitz, treinta y cinco años después la población se redujo a cerca de cuatro millones de indígenas (2008) concentrados en los valles del río Magdalena, la región costera, la meseta nariñense y cundiboyacense, la región caucana y el valle del río Cauca (Melo, 1977. Pag 67-68)

A través de las primeras expediciones españolas se buscó dominar a las comunidades zenúes y taironas (ambas situadas en la región costera del Caribe), pues contaban con buena organización agrícola, basada en el método de irrigación y drenaje, permitiendo sostener centros poblados de alta densidad. Sin embargo, la población indígena decreció vertiginosamente a causa de las epidemias de tifo, viruela y sarampión, ya que los nativos no contaban con las defensas contra estas enfermedades que portaban los inmigrantes (Kalmanovitz, 2008). Esto hizo que la Corona Española optara por la importación de esclavos negros, pues se les consideraba más resistentes.

Sumado a este proceso epidemiológico, los colonos españoles decidieron establecerse en tierras con altitudes mayores a mil metros sobre el nivel del mar para alejarse de los insectos y la malaria que estos portaban (Kalmanovitz, 2008). Tiempo después, el clima siguió teniendo implicaciones en el desarrollo social de la Nueva Granada, y se concluyó que el de la región Andina permitía el surgimiento de la civilización, y que los habitantes de clima frío y templado eran superiores a las que vivían en los climas más cálidos presentes en las regiones periféricas.

Sin embargo, es importante anotar que el Reino de la Nueva Granada no contó con abundantes migrantes españoles, pues como argumenta Kalmanovitz, en España se temía que pudieran sufrir fenómenos de despoblación debido a la confluencia de plagas mortales que azotaron el territorio ibérico durante el siglo XVII. Entre 1493 y 1600, llegaron 55,000 emigrantes, de los cuales solo el 18% eran mujeres (2018). Así pues, se puede decir que, a raíz de este fenómeno, las bases sociales establecidas en la Nueva Granada fueron precarias y abundaron relaciones interraciales sin reglas que organizaran la vida civil y el tipo de instituciones que debían desarrollarse. De esta manera, el tipo de organización que se estableció entre España y sus colonias fue de extracción y subordinación; modelo que se contrapone al anglosajón donde las colonias contaron con mayor grado de autogobierno y un reparto más equitativo de los activos productivos.

En primer lugar, la llegada de esclavos negros al territorio ayudó a la consolidación del sistema económico extractivo debido a las relaciones de poder existentes. Este sistema, que se basó en la extracción de oro, fue predominante en regiones con mayor población esclava como Chocó. Es importante resaltar que los dueños de esclavos no habitaban esta región, sino que se instalaban en otras que cumplieran con las condiciones climáticas necesarias para reducir el posible contagio de enfermedades, como Popayán. Por este motivo, el excedente recaudado en la región no se reinvertía en la misma, sino que iba a financiar la vida de los habitantes de Popayán (Urrutia & Ortiz, 2015), haciendo de Chocó una región sin infraestructura ni urbanización.

A continuación, se presenta una tabla con datos de la participación regional en el volumen de oro producido a nivel nacional. En esta se puede ver que regiones como Cauca y Chocó tuvieron mayor peso que Antioquia, y para conseguir tal volumen era necesario contar con mano de obra esclava suficiente.

Tabla 1. Participación regional en el volumen de la producción de oro nacional.

Fuente: Melo (1997)

Fuente: Melo (1997)

Sumado a esto, hay que distinguir el tipo de extracción implementado en Antioquia y otras regiones, así como sus características demográficas. En Antioquia cualquiera podía extraer oro porque se usaba el método de aluvión, que no demandaba mano de obra esclava. Además, dadas las dinámicas sociales antioqueñas, hubo un crecimiento poblacional por el incremento de matrimonios, haciendo menos necesario el uso de esclavos para trabajar (no había que compensar reducción poblacional como consecuencia de las enfermedades). Estas condiciones permitieron la creación de una clase nueva: los comerciantes. Dada las ganancias en oro, tenían mayor capacidad para intercambiar productos e invertir en la región, haciendo que esta tuviera una dinámica distinta a la del resto del país.

 Datos actuales

Según el Informe de Coyuntura Económica Regional del DANE, para el 2014 podemos extraer la siguiente información de la tabla 2. Esta tabla evidencia las diferencias actuales entre los departamentos de Antioquia, Cauca y Chocó. Se ve que la participación de Antioquia en el PIB nacional es mayor, a pesar de ser Cauca el departamento con mayor variación. También se ve la reducción del PIB en Chocó, y su baja participación en el total nacional.

Tabla 2. Participación regional en el PIB nacional.

Fuente: DANE (2014)

Fuente: DANE (2014)

En las dos secciones anteriores se muestra la ventaja Antioqueña sobre las regiones del Cauca y Chocó, además, con un enfoque institucionalista, se podría decir que las condiciones del sistema colonial extractivo han tenido repercusiones importantes hasta estos días, pues la brecha entre regiones se mantiene. Esto, sumada a la poca inversión en urbanización e infraestructura puede ayudar a entender las ventajas que tienen ciertas regiones colombianas sobre otras. Cabe resaltar que dichas condiciones coloniales y la inversión en las regiones estuvo determinada por las características demográficas de cada una. Entonces, en regiones que perdieron nativos a causa de las enfermedades y los reemplazaron por esclavos, se vivió en desventaja en la época colonial y esta no ha podido revertirse hasta el presente.

 Conclusión

El proceso de migración europea produjo importantes cambios demográficos que dieron como resultado la disminución de la población nativa. Por otro lado, la presencia de patógenos mortales durante el siglo XVII en España impidió la llegada de más colonos a la Nueva Granada. Bajo estas condiciones, los migrantes europeos decidieron establecerse en altitudes superiores a los mil metros sobre el nivel del mar para evitar su contacto con los climas más tropicales. En consecuencia, este proceso hizo que en las regiones más cálidas se estableciesen los indígenas sobrevivientes de enfermedades y esclavos, mientras que en las zonas más frías se asentasen los españoles. Por lo tanto, en las primeras había relaciones esclavistas y poca reinversión en la región, y en las segundas había mayores condiciones de igualdad e inversión entre colonos, nativos y esclavos.

Asimismo, este proceso migratorio terminaría influenciando ideas que perduraron hasta la época de la independencia. Por ejemplo, los próceres Francisco José de Caldas y Jorge Tadeo Lozano consideraron que las condiciones climáticas tenían implicaciones en el desarrollo social y concluyeron que el de montañas de la región Andina permitían el surgimiento de la civilización. De igual manera, José Ignacio de Pombo consideró que las personas de los climas fríos y templados eran superiores en relación con los climas más cálidos de las regiones periféricas y selváticas.

 Esta línea de pensamiento se perpetuó durante el resto del siglo XIX y buena parte del XX. Como resultado, Colombia hoy en día sufre de fuertes desigualdades entre las zonas céntricas y las periféricas, y con esto en mente, se hace un llamado a los hacedores de política pública a estructurar planes de contingencia, para impedir que las brechas de desigualdad se amplíen a causa de los movimientos migratorios y sus consecuencias demográficas.

Bibliografía

Kalmanovitz, S. (2008) La economía de la Nueva Granada. Fundación Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Tomado de: http://avalon.utadeo.edu.co/dependencias/publicaciones/econo_admin/pdf/economia_nueva_granada.pdf

Meisel, A (2015) “Reformas borbónicas y presión fiscal”, 1761-1800. En: Meisel y Ramírez La economía colonial de la Nueva Granada. Bogotá: Fondo de Cultura Económica 

Melo, J. (1977) Historia de Colombia: la dominación española. Bogotá: La Carreta. 

Melo, J. (1992) Predecir el pasado. Ensayos de historia de Colombia. Fundación Simón y Lola Guberek. Bogotá.

Silva, R. (2007). Las epidemias de viruela de 1782 y 1802 en el virreinato de nueva granada: Contribución a un análisis histórico de los procesos de apropiación de modelos culturales (2a. ed. ed.). Medellín: La Carreta Editores.

Urrutia, M y Ortiz, J.F (2015) “El oro en la Nueva Granada del siglo XVIII: auge minero y desarrollo regional” En: Meisel y Ramírez. La economía colonial de la Nueva Granada. Bogotá: Fondo de Cultura Económica