La globalización del fútbol

Por: Federico Alberto Merchán Álvarez
fa.merchan66@uniandes.edu.co

 “Al final es un juego, lo hemos pervertido, lo hemos convertido en parte en un negocio que todos vivimos de él. Y muchísima gente vive de él.”
-Pep Guardiola (ex director técnico F.C Barcelona).

En medio de los escándalos por la realización del mundial de futbol de 1978 en Argentina durante la dictadura militar, Jorge Luis Borges decidió hacer una conferencia sobre el tema de la inmortalidad el día que debutaba la selección de su país: “Que raro que nunca se le haya echado en cara a Inglaterra haber llenado el mundo de juegos estúpidos, deportes puramente físicos como el futbol. (…) el futbol es popular porque la estupidez es popular” declaró el famoso escritor. Si bien las pasiones desbordadas que despierta este deporte pueden dar origen a distintas críticas, la ciencia económica suele estudiar más no juzgar las preferencias de las personas. Por esta razón, la popularidad del futbol genera una oportunidad de análisis sobre la forma en que el mayor espectáculo del mundo se ha visto influenciado por la globalización económica de las últimas décadas. Como se verá, la mayor movilidad del trabajo (jugadores) y del capital hacia las principales ligas europeas ha causado un deterioro en la calidad de las ligas suramericanas, al tiempo que no se ha presentado una convergencia en los resultados a nivel de selecciones.En primer lugar, vale la pena mencionar algunas cifras que dimensionan la importancia económica del futbol. Según datos del “Big Count 2006” de la FIFA, alrededor de 265 millones de personas juegan este deporte en el mundo[1], lo cual representa cerca de 4% de la población mundial y la 4ta mayor población del planeta. Por otra parte, la firma Deloitte estimó el PIB anual del futbol mundial en 500.000 millones de dólares, lo que lo ubicaría dentro de las primeras 25 potencias económicas, superando a países como Argentina y Colombia (Gol y Futbol, 2013). Incluso, algunos analistas han encontrado que los resultados de las finales de los mundiales explican el estado de optimismo y confianza en la economía, lo que Keynes llamó los espíritus animales. El banco holandés ABN Amor estimó que el país ganador de un mundial obtiene un crecimiento anual adicional del 0.7% mientras que el país perdedor de la final sufre una caída de 0.3% (Schotsman, H, 2010).

El flujo de estos recursos a nivel mundial se aceleró desde que en 1995 el Tribunal de Justicia en la Unión Europea emitió la “Sentencia Bosman”, la cual flexibilizó la regulación sobre los cupos de jugadores extranjeros en las ligas del viejo continente. A raíz de ello, entre 1995 y 2011 se triplicó el número de traspasos y multiplicó por siete el gasto de fichajes en el futbol europeo (Eleconomista, 2013). Se destacan en este mercado, los jugadores latinoamericanos quienes son los más demandados no solo en Europa sino a nivel mundial. En el 2011, los brasileros ocuparon el primer lugar con el 13% de lastransferencias totales, seguido por los argentinos con el 7%, mientras que los uruguayos y colombianos comparten el 4to lugar con un 3% (FIFA, 2011).

En este sentido, la importación de jugadores latinoamericanos desde Europa alteró los incentivos económicos en las ligas locales. Por un lado, los mayores sueldos de los equipos del primer mundo han hecho que los jugadores talentosos colombianos, al igual que los latinoamericanos, emigren cada vez más rápido a esos destinos. Por otro lado, los clubes locales encuentran una mayor rentabilidad en vender a sus mejores jugadores -la comisión mediana de los agentes de clubes a nivel mundial ronda los US$80.000 comparada con una mediana de transferencias de US $200.000[2] (FIFA, 2011)-que en desarrollar un equipo competitivo – no existe un premio económico para el campeón de la liga Postobón salvo la participación en la copa libertadores. Razón no le faltó a Alejandro Gaviria cuando afirmó: “Los dueños de muchos equipos tienen un perfil más de proxenetas que de empresarios” (Gaviria, A, 2010)

En consecuencia, esta fuga de talento ha afectado negativamente la calidad de la liga local y ha perjudicado a los fanáticos latinoamericanos. Nada más en Colombia, se ha presentado una tendencia decreciente en la asistencia a los estadios del país: en 1993, el promedio de asistencia por partido era de 12.685 hinchas (Leon, F, 2009), mientras que en el 2011 y 2012 esta cifra no superó los 9.000 espectadores (Dimayor, 2012). Si bien la violencia entre barras bravas puede explicar parcialmente este fenómeno, la proliferación de equipos con escasa tradición y poca calidad futbolística ha influido en que el 50% de equipos colombianos llevan menos de 5.000 espectadores por partido. En cambio en la liga inglesa, el Queen Park Rangers – siendo el equipo de menor asistencia – atrae a 17.781 espectadores por partido, mientras que en la liga italiana el Cagliari es el equipo menos visto ylleva 8.930 espectadores promedio (Gol y Futbol, 2012).

De igual manera, el deterioro relativo de la calidad del futbol local ha hecho que los jóvenes amantes del futbol se interesen más en el futbol internacional que en el nacional. Si se observa la tendencia de búsqueda en Google de las palabras: “Real Madrid”, “Barcelona”, “Millonarios” y “Santafé” en Bogotá (gráfica 1), se nota que a pesar que el mayor pico de búsqueda se dio a finales del 2012 cuando Millonarios quedó campeón, desde el 2009 los partidos de liga o de Champions del Barça o del Real acaparan el interés de los capitalinos. Este comportamiento se mantiene en Antioquia comparando los mismos equipos españoles con la palabra “Atlético Nacional” (gráfica 2). Adicionalmente, la prensa colombiana viene reportando más noticias sobre la liga de campeones europea que sobre la liga local (gráfica 3). Es decir, el interés de la prensa y de la fanaticada, de a poco, se está concentrando en el futbol europeo.

Ahora bien, la otra cara de la globalización es que puede permitir a los países escasos en títulos alcanzar a los históricamente ganadores en los torneos a nivel de selecciones. Esto se daría porque los mejores jugadores de las naciones “pobres” en futbol, al ser exportados a Europa se entrenan física y mentalmente en las mejores ligas, lo cual podría aumentar el rendimiento de los seleccionados de su país. Sin embargo, la aparición de la “convergencia futbolística mundial” depende si sobre las ligas europeas predomina el efecto “desplazamiento”- la importación de buenos jugadores desplaza el talento nativo europeo – o el efecto “contagio” – los jugadores europeos potencializan sus habilidades por jugar con los mejores jugadores del resto del mundo.

El caso de la selección italiana de 2006 y la española del 2010, los últimos 2 campeones de los mundiales de futbol, cuyos equipos estuvieron conformados en gran parte por jugadores de sus fuertes ligas locales, parecen mostrar que ha predominado el efecto “contagio”. No obstante, queda mucho por decirse en este campo. La selección Uruguaya, semifinalista del último mundial y campeón de la copa América 2011, enseña que cuando se juntan jugadores de ligas europeas con un fuerte sentido de pertenencia por su país y son dirigidos por un buen técnico, la mencionada convergencia podría aparecer.

En conclusión, el fútbol siendo el mayor espectáculo del mundo ayuda a entender la economía de una manera insospechada. La globalización de este deporte, al igual que la del resto de la economía, no ha generado la prometida convergencia entre países, ha debilitado la industria local y ha concentrado la producción de materia prima en los países pobres. Por cierto, habría que recordarle a Borges que la venganza contra los ingleses por la invención del futbol (y de paso por la guerra de las Malvinas) llegó en 1986, cuando un compatriota suyo llamado Diego Armando Maradona, les otorgó una dosis de su propia medicina, marcándoles el gol del siglo, privándolos de un titulo mundial y haciendo celebrar a toda Latinoamérica.

Gráfica 1: Búsqueda en Google de las palabras “Real Madrid, “Barcelona”, “Millonarios” y “Santafe” en Bogotá.

Gráfica 1: Búsqueda en Google de las palabras “Real Madrid, “Barcelona”, “Millonarios” y “Santafe” en Bogotá.

Gráfica 1: Búsqueda en Google de las palabras “Real Madrid, “Barcelona”, “Millonarios” y “Santafe” en Bogotá.

Gráfica 1: Búsqueda en Google de las palabras “Real Madrid, “Barcelona”, “Millonarios” y “Santafe” en Bogotá.

Gráfica 3: Tendencias de los artículos periodísticos en Colombia que contienen las palabras: “Liga de campeones”, “Copa Mustang” y “Liga Postobon”.

Gráfica 3: Tendencias de los artículos periodísticos en Colombia que contienen las palabras: “Liga de campeones”, “Copa Mustang” y “Liga Postobon”.

Nota al pie

[1] Sin tomar en cuenta la comisión que el jugador paga a sus propios representantes.

 [2] Incluye futbolistas profesionales, jugadores mayores de 18 años inscritos, jugadores menores de 18 inscritos, jugadores de futsala y de fútbol playa, jugadores ocasionales, árbitros y funcionarios. Para ver la desagregación por países

Bibliografía

Callero, A (2009) : “El futbol según Jorge Luis Borges” Recuperado de la página web de Esfutbol.es: “http://www.esfutbol.es/docs/el-futbol-segun-jorge-luis-borges-11156.html”

Dimayor (2012) “Informe de asistencia a los estadios durante el 2012”. Recuperado de la página web de la Dimayor: http://dimayor.com/noticias/informe_sobre_asistencia_a_los_estadios_durante_el_2012_1006.htmlGRAFÍA

FIFA (2006): “Big Count 2006”, Recuperado de la página web de la FIFA: http://es.fifa.com/worldfootball/bigcount/unregisteredplayers.html

FIFA (2011) “Global Market Transfer 2011” Recuperado de la página web de la FIFA: http://www.fifa.com/aboutfifa/organisation/footballgovernance/news/newsid=1591878/index.html

Gaviria, A (2010): “Europa devaluada”. Recuperado del blog personal de Alejandro Gaviria: http://agaviria.blogspot.com/2010/06/europa-devaluada.html

Gil, Sandra (2002) Futbol y migraciones. La sentencia Bosman en el proceso de construcción de la Europa comunitaria”. Recuperado de la página web de redalyc: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=15101303

Gol y Futbol (2012): “Equipos sin afición, liga sin afición”. Recuperado de la página web de Golyfutbol: http://www.golyfutbol.com/blog/2012/12/06/equipos-sin-aficion-liga-sin-aficion/

Gol y Futbol (2013) “La sorprendente importancia del futbol en la economía mundial”. Recuperado de la pagina web de Gol y Futbol: http://www.golyfutbol.com/blog/2013/01/13/la-sorprendente-importancia-del-futbol-en-la-economia-mundial/

 “La Comisión Europea denuncia los exorbitantes traspasos y la falta de igualdad en el fútbol” (2013). Recuperado de la página web de eleconomista.es: http://ecodiario.eleconomista.es/futbol/noticias/4584776/02/13/Futbol-La-Comision-Europea-denuncia-los-exorbitantes-traspasos-y-la-falta-de-igualdad-en-el-futbol.html

León, F (2009) “Ausencia de público en los estadios, ¿qué está pasando?” Recuperado de la página web de FutboLocura: http://www.futbolocura.com/blogwp/ausencia-de-publico-en-los-estadios-%C2%BFque-esta-pasando/

Schotsman, Hein (2010). “Soccereconomics 2010: How The World Cup can contribute to a more balanced global economy”. Recuperado de la página web del ABN AMRO: http://www.rtve.es/contenidos/documentos/Soccernomics2010.pdf

 Las opiniones expresadas por los colaboradores de la revista  SUPUESTOS  son exclusivamente suyas, y no expresan necesariamente el punto de vista o la postura de la revista. La revista  SUPUESTOS  no se hace responsable de las opiniones expresadas por los colaboradores en sus artículos o columnas).