Glotones y hambrientos en Colombia

Glotones y hambrientos en Colombia

 

María Paula Gutiérrez

Estudiante de Economía

mp.gutierrez@uniandes.edu.co

Universidad de los Andes

 

Nicolás Caro

Estudiante de Economía

n.carov@uniandes.edu.co

Universidad de los Andes

 

En Colombia existe un problema de malnutrición dual en los niños, en donde hay segmentos de la población que padecen de desnutrición, mientras que, en otros segmentos, e incluso en los mismos niveles poblacionales, hay problemas de sobrepeso. El hecho de que Colombia sea un país de ingreso medio y en vía de desarrollo, influye en gran medida sobre cómo se llegan a prácticas no saludables o a situaciones de desventaja económica que generan el problema dual de malnutrición en el agregado social. Esto conlleva a la pregunta de ¿Cómo se da la problemática de la malnutrición dual en Colombia? Se analizarán los determinantes sociales y las causas de este fenómeno con el análisis de estudios realizados a nivel nacional como internacional. Además, se incluirán algunos datos de cómo ha cambiado el trato a esta problemática en los últimos años.

 

En primer lugar, la urbanización ha contribuido a incrementar la obesidad y la desnutrición. Desde 1960 la urbanización en Colombia ha tenido una pendiente creciente, lapso de tiempo en el cual la población urbana ha pasado de ser el 46% a ser aproximadamente el 80% del total (WB, 2019). Este hecho social puede repercutir sobre las formas de nutrición de los ciudadanos, pues el rápido aumento de la urbanización en sectores periféricos genera malnutrición dual en la niñez. En un estudio realizado en Windhoek, Namibia, se demostró que la desnutrición de los niños -considerando atrofia y bajo peso- aumentó en barrios marginalizados de la ciudad. Esto se explica por la inseguridad alimentaria, la cual se refiere a la ingestión insuficiente de alimentos. (FAO, 2019).  Esta es en parte consecuencia de la urbanización (Nickanor et al., 2016), lo cual también puede ocurrir en Colombia, ya que se ha encontrado que el nivel socioeconómico está positivamente relacionado con la desnutrición crónica, especialmente en las zonas urbanas (Flórez, et al., 2001). Por ejemplo, en el 2008, Bogotá fue un de las zonas del país con mayor retraso en el crecimiento de niños de 0 a 4 años, incluso por encima de zonas como el litoral pacífico. (UN, 2008).

 

Sin embargo, en otras investigaciones más generales en países en vía de desarrollo se destaca que el riesgo de desnutrición infantil disminuye, pero el de sobrepeso aumenta cuando hay urbanización; este hecho parece ser una causa del aumento de la malnutrición en los niños. Algunos autores reafirman que esto ocurre en las economías en transición. En primera instancia, este autor contradice el caso ocurrido en Namibia en el que la desnutrición aumenta, pues según su estudio, el bajo peso y la atrofia se mantienen constantes, mientras que el sobrepeso aumenta. Esta segunda enfermedad ha aumentado junto con otras enfermedades crónicas no comunicables, en parte por la urbanización, como ha sido demostrado al comparar niños que viven en zonas rurales y urbanas en Vietnam y China (Cai, 2014). Una de las razones es que en economías de transición los padres se deben trasladar a las ciudades dejando a los hijos como “left-behind” o “floating”. En el primer caso, el niño se queda bajo en cuidado de otro familiar y, en el segundo, a los niños les cuesta trabajo integrarse en la vida urbana. En ambos casos los niños viven en situaciones de pobreza, además de no contar con un amplio conocimiento nutricional. (Cai, 2014). También puede ocurrir que en las ciudades los padres están más ocupados para poder preparar comida saludable, y en consecuencia, se consumen alimentos de menor calidad. (Nidhi et al., 2012) Además, se dice que en las escuelas urbanas el desconocimiento de los efectos del consumo de productos con alto contenido calórico es desconocido. (Cai, 2014). Asimismo, con la urbanización el consumo de aceites, endulzantes y comida procesada incrementa. (Tzioumis, et al, 2015). Aunque todas estas posibilidades podrían ser ciertas, en Colombia el riesgo de sufrir de sobrepeso es mayor en los niveles socioeconómicos más altos (Min. Salud, 2015), como ocurre en otros países en vía de desarrollo. (Cai, 2014). De este modo, los casos de niños en situaciones de “left-behind” o “floating”, no ocupan una proporción relevante en los casos de malnutrición en el país.

 

En segundo lugar, continuando con el argumento de Cai, las economías en vía de desarrollo enfrentan el doble desafío de permanencia de desnutrición y crecimiento del sobrepeso. La atrofia y bajo peso se mantiene por dos tipos de causas principales. En primer lugar, las causas básicas se relacionan con la dificultad para los hogares de acceder a comida con un mayor valor nutricional (Silva, 2016). Para 2015, en Colombia la inseguridad alimentaria total fue de 54.2%, lo cual muestra que cerca de la mitad de la población ha sufrido alguna vez la imposibilidad de conseguir alimentos. (Min Salud, 2015). Esta proporción es alta en los hogares de bajos ingresos en las zonas rurales, ya que los hogares son vulnerables ante cambios en precios de la comida, pues el porcentaje que a la alimentación fue de 33,2% (OSAN, 2014). Del mismo modo, existen cierto tipo de alimentos que deberían hacer parte de una dieta diaria, como lo son los lácteos, cereales, entre otros. Se encontró que solo el 62,2% de la población de nivel 1 en el Sisben incluye lácteos en su dieta, frente al 85,5% de la población de niveles 4 a 6.

           

Por otro lado, las causas subyacentes, que se refieren al abastecimiento de agua, higiene ambiental, saneamiento básico y cuidados maternos, también son fundamentales para entender la permanencia de la desnutrición en Colombia. En el país, en 2015, los niveles de lactancia materna a temprana edad se aproximaron al 72%. Además, la cobertura de alcantarillado en 2013 fue de 91.18% para zonas urbanas, pero de 69.93% en zonas rurales. En cuanto a la cobertura del acueducto, en el área urbana fue de 97,16% y de 73,34%5 en el área rural (DNP, 2013), lo que conlleva a decir que todavía existe aproximadamente entre un 20-25% de colombianos que no viven con un saneamiento adecuado y en un ambiente higiénico. Estas brechas dificultan la posibilidad de disminuir los niveles de malnutrición y los problemas de salud que estos acarrean.

 

Junto con la desnutrición estable, los niveles de sobrepeso, obesidad y exceso de peso han aumentado en el país. Siendo Colombia un país en vía de desarrollo, sus ingresos per cápita han incrementado, pues desde el 2000 esta cifra ha subido aproximadamente 5000 dólares PPP constantes 2011 (WB, 2019). Los países que se encuentran en esta transición, tienden a aumentar consigo los niveles de sobrepeso y no de desnutrición, pues pasan de una dieta alta en fibra y carbohidratos complejos para pasar a una alta en grasas y endulzantes.  Con unas mayores entradas, los niños han comenzado a consumir comida poco saludable (Cai, 2014). La Figura 1 muestra el cambio en la prevalencia de obesidad en niños entre 2005 y 2010. El sobrepeso se ve inversamente relacionado con el nivel de educación, lo cual también ocurre en Colombia, pues aún existe asimetría de información sobre los componentes de una nutrición saludable y balanceada. Estos mayores niveles de obesidad están asociados a un mayor de nivel socioeconómico en Colombia (Fortich, 2011).

8.png

                                  

Este fenómeno resulta también en un incremento de los niveles de sobrepeso para las personas de ingresos más bajos. Como se explicó anteriormente, en economías en vía de desarrollo la población tiende a encontrarse en una transición nutricional, donde las comidas contienen más contenidos de grasas y componentes procesados, y menos productos provenientes de la agricultura (Tzioumis, et al., 2015). Para las familias que están en la transición nutricional y económica, las comidas rápidas ofrecen una buena opción. Este tipo de comida tiene precios asequibles, tiene gran variedad y se encuentra en ubicaciones cómodas. Sin embargo, la comida rápida tiene un alto contenido calórico, por lo que su consumo en exceso junto con el sedentarismo y otros malos hábitos conlleva un riesgo mayor de sufrir de sobrepeso. (Nidhi et al., 2012)

 

Como se planteó anteriormente, la inseguridad alimentaria es la causa básica del consumo insuficiente de alimentos. Esto es más evidente en las clases bajas, debido a que son más vulnerables a cambios en precios puesto que destinan mayor parte de sus ingresos a estos bienes necesarios.

 

Además, la falta de alcantarillado, acueducto y sistemas de saneamiento usualmente se encuentra en las zonas rurales y periféricas del país, por lo que las causas subyacentes de la desnutrición se refuerzan en hogares con un bajo nivel socioeconómico.

 

Finalmente es posible concluir que, como se planteó en un principio, Colombia es un país en vía de desarrollo y donde todavía persiste la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, se viven fenómenos característicos de desarrollo como los grandes aumentos en la urbanización, acceso a mercados de comida procesada y el aumento del ingreso. Por tanto, la desnutrición prevalece junto con el sobrepeso en los niños, generando un problema de salud pública denominado la carga dual de la malnutrición. No solo son los factores económicos los que determinan los problemas de la malnutrición, sino también el acceso a los recursos básicos de sanidad en cuanto al cuidado de la salud se refiere. Por ende, para que el acceso al alimento y a los mercados de estos mismos tenga impactos positivos sobre la calidad de vida, es necesario acompañar el consumo de estos bienes con hábitos y condiciones de vida saludables.

 Referencias

 Cai, W. (2014). Nutritional challenges for children in societies in transition. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care, 17(3), 278–284.doi:10.1097/mco.0000000000000042

 Departamento Nacional de Planeación. (2013). Evolución de las coberturas de los servicios de acueducto y alcantarillado (1985-2013). Recuperado de https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Vivienda%20Agua%20y%20Desarrollo%20Urbano/Agua/Documentos_sectoriales/1_z_2014_ArtÃ%C2%ADculo_DNP_Evolucion_coberturas_servicios_AA_1985_2013.pdf

 Eckert, S.,et al. (2014). Urbanization and health in developing countries: a systematic review. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24702762

 FAO. (2019). Conceptos Básicos. Recuperado de http://www.fao.org/in-action/pesa-centroamerica/temas/conceptos-basicos/es/

 Flórez, C., et al. (2001). Desnutrición infantil en Colombia: inequidades y determinantes. Recuperado de http://bvsper.paho.org/texcom/nutricion/D2001.pdf

 Fortich, R. (2011). Los determinantes de la obesidad en Colombia. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/227386396

 Ministerio de Salud. (2015). Encuesta Nacional de la Situación Nutricional. Recuperado de https://www.nocomasmasmentiras.org/wp-content/uploads/2017/12/Resultados-ENSIN-2015.pdf

 Naciones Unidas. (2008). Mapas de la situación nutricional en Colombia. Recuperado de https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2008/6825.pdf

 Nickanor, N., et al. (2016). Increasing levels of urban malnutrition with rapid urbanization in informal settlements of Katakura: Windhoek: Neighborhood differentials and the effects of socioeconomic disadvantage. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27009767

Nidhi, G., et al. (2012). Childhood obesity and the metabolic syndrome in developing countries. (Suppl 1):S28–S37 DOI 10.1007/s12098-012-0923-5

OSAN. (2014). Situación alimentaria y nutricional en Colombia bajo el enfoque de determinantes sociales. Recuperado de https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP/SNA/boletin-01-2014-Situacion-alimentaria-colombia-enfoque-determinantes-sociales.pdf

Silva, G. (2016). Desnutrición en Colombia, desde lo social, lo económico y lo político. Recuperado de https://scp.com.co/wp-content/uploads/2016/06/1.-Desnutricion.pdf

 The World Bank Group. (2019). GDP per capita, PPP (constant 2011 international $). Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/NY.GDP.PCAP.PP.KD?locations=CO

The World Bank Group. (2019). Urban population (% of total). Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/SP.URB.TOTL.IN.ZS?locations=CO

Tzioumis, E., et al. (2015). Childhood dual burden of under- and over- nutrition in low- and middle- income countries: a critical review. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4313560/